Evaluación de Proyectos

Portadas web-09

La evaluación financiera de proyectos es un proceso que involucra la elaboración de distintos estudios de viabilidad a diferentes niveles de análisis para generar la mayor cantidad de información posible que permitan establecer proyecciones financieras razonables sobre diferentes escenarios de desenvolvimiento (pesimista, problable, pesimista) de diferentes variables económicas del proyecto.

El objetivo principal de la evaluación de proyectos es la de determinar si un proyecto de inversión será rentable o no. Sin embargo, no debe verse al resultado de la evaluación como una determinación concluyente. Más bien, la evaluación de proyectos es una herramienta poderosa que permite generar mayor cantidad de información para tomar una decisión financiera acertada.

Con esta finalidad, los estudios de viabilidad previos a la evaluación del proyecto, pueden ser algunos o todos los que se enlistan a continuación:

Viabilidad de Mercado: En este estudio se examinan diferentes aspectos referentes al mercado en el cual se ofrecerán los productos y/o servicios del proyecto, razón por la cual este estudio ofrece información sobre lo que se desea vender, lo que el mercado solicita, a quiénes se puede llegar, las cantidades que se podría vender, el precio que se podría establecer, las promociones y canales de distribución que se podría utilizar, entre otros factores.

Viabilidad Técnica: En este estudio se determina gran parte de las inversiones que deberá realizar el proyecto para producir el producto o servicio que ofrece. Este estudio provee información sobre la identificación y descripción del proceso de producción, el análisis de la disponibilidad y costos de los suministros e insumos, análisis y determinación del tamaño óptimo del proyecto en términos de capacidad instalada y monto de inversión, además de factores estratégicos para determinar la localización óptima del proyecto.

Viabilidad Ambiental: Este estudio tiene la finalidad de determinar los posibles efectos que produzca la ejecución del proyecto sobre el medio ambiente.  Por ello, en este estudio se incluyen análisis sobre el levantamiento de la línea de base, la caracterización del medio ambiente físico, biológico y humano, la identificación y evaluación de planes ambientales, los planes de mitigación ambiental, de restauración, seguimiento, monitoreo y de participación ciudadana.

Viabilidad Legal: Este estudio analiza todos los aspectos legales que afectan positiva o negativamente a la ejecución de un proyecto. Entre los factores que se analiza, se encuentran las diferentes leyes societarias referentes a la constitución de compañías, registro y protección de inversiones y de libros societarios, leyes tributarias en lo que se refiere a impuestos fiscales, municipales, societarios, tasas, contribuciones, aportaciones y multas a los diferentes organismos de control, leyes ambientales con efectos sobre el estudio de viabilidad ambiental, leyes sanitarias, normas de calidad en la producción como BPM, ISO, HACCP, Kosher, etc.

Viabilidad de Gestión: En este estudio se analizan los aspectos de organización empresarial, definiendo previamente el organigrama del proyecto a partir de la alta administración y sus relaciones con todos los empleados del proyecto, además de analizar factores como las políticas de remuneraciones al personal, beneficios sociales por ley y adicionales, definición de turnos de trabajo de acuerdo a la capacidad instalada del proyecto, esquemas de organización empresarial, etc.

Viabilidad Financiera: Este estudio recopila toda la información financiera derivada de los otros estudios de viabilidad, y con esa información disponible se procede a la elaboración de proyecciones financieras en cuanto a resultados integrales, costos de producción, situación financiera y flujos de efectivo. Sobre estas últimas proyecciones se determina la rentabilidad de los flujos futuros mediante las técnicas de Valor Actual Neto (VAN), Tasa Interna de Retorno (TIR), Periodo de Recuperación de la Inversión (PRI), para lo cual se debe establecer un costo de capital del proyecto en función a los riesgos asumidos por el proyecto, además de determinarse la capacidad del proyecto para mantenerse como empresa en marcha, lo que determinará una perpetuidad sobre los flujos futuros, o si por el contrario el proyecto tiene un horizonte de vida limitado, lo cual determinará un valor de liquidación.

Anuncios