Asesoría personalizada a ejecutivos y directivos en temas de Finanzas, Contabilidad, Tributación, Gobierno Corporativo, junto con un acompañamiento por periodos de tiempo hasta la consecución satisfactoria de los objetivos planteados por los inversores o la alta gerencia.

Casi todos los grandes empresarios de éxito tienen algo en común: han tenido uno o varios asesores a lo largo de su vida empresarial.

Tener un buen asesor es una práctica saludable por cuanto como seres humanos, no sabemos o no dominamos todo el conocimiento necesario para la más mínima de las actividades de nuestra empresa.

Para poder asesorarle de una mejor forma, es necesario que como empresa, la entidad cumpla con todos o varios de los siguientes aspectos detallados a continuación:

– Tener un apropiado programa de Buen Gobierno Corporativo
– Contar con manuales de políticas y procedimientos
– Estar al día con los entes de control (SRI, IESS, SCVS, SB, etc.)
– Estar al día en el cumplimiento de las normas contables NIIF
– Estar afiliado a por lo menos una Cámara de la Producción
– Contar con planes estratégicos o planes de capacitación anual al  personal
– Contar con auditoría externa de una de las principales firmas del país
– Tener por lo menos una certificación de calidad (ISO, HACCAP, Kosher, FSC, Great Place to Work, etc.)